Tramos del IRPF

Para un autónomo, sobre todo si se trata de un empresario que ha iniciado hace poco tiempo su actividad, los impuestos y la Seguridad Social son dos de los gastos más importantes que tiene en su negocio.

El IRPF, que será sustituido por el impuesto de sociedades en el caso de hacer una sociedad, representa una carga importante para el autónomo. Este impuesto, sin embargo, funciona por tramos; explicaremos como funcionan estos tramos del IRPF.

Cuáles son los tramos del IRPF

Para poder entender correctamente como funcionan los tramos del IRPF hay que tener en cuenta, para empezar, que este impuesto está cedido parcialmente a las Comunidades Autónomas. Es por ello que, dependiendo de donde estemos, la mitad del impuesto puede cambiar.

La mitad del IRPF que pagamos se lo damos al estado y utilizamos unos tramos establecidos por él, y la otra mitad corresponde a las Comunidades que establecen sus tramos propios para la parte que les pertenece.

Los tramos estatales del IRPF

El artículo 63 de la Ley del IRPF establece los tramos que corresponden a la parte estatal del impuesto. Estos tramos se muestran en una tabla donde vemos que los porcentajes de impuesto aplicado van desde el 9,5% hasta el 22,5%.

En algunos casos estos tramos han subido y bajado en cierta medida, pero a empresarios con ingresos que no son relativamente demasiado altos esto no les ha afectado demasiado. Hay que saber, además, que el mínimo ingreso que hay que tener para estar obligado a tributar es de 12.000 euros.

Los tramos autonómicos del IRPF

Como decíamos, el hecho de que este impuesto esté cedido en un 50% a las distintas Comunidades Autónomas implica que nuestro pago de impuestos puede depender de donde vivamos y donde tengamos nuestro negocio.

Cada territorio tiene una ley propia que establece los tramos, pero hay que decir que las diferencias con el estatal no son, en la mayoría de casos, demasiado grandes. En definitiva, salvo casos extremos, vivir en un sitio o en otro no afectará tanto la gestión de nuestros gastos.

Cómo calcular el tramo de IRPF que me corresponde

Calcular el tramo del IRPF que corresponde a cada autónomo puede ser algo un poco más complicado de lo que parece a primera vista. Es por eso que muchos recurren a expertos fiscales, o más comúnmente gestorías, que se encargan de calcular y liquidar los impuesos.

Pero si, trabajando como freelance, quieres ahorrar costes o simplemente saber cuanto te corresponde pagar para poder hacer una buena previsión de gastos, te daremos algunas pautas a tener en cuenta para conocer el tramo que te corresponde.

Deducciones del IRPF

El IRPF tiene una serie de gastos que debemos de deducir antes de aplicar los distintos porcentajes que están en los tramos. Para poder hacer estos cálculos, es fundamental saber que cosas se puede desgravar un autónomo.

En líneas generales, podemos decir que los gastos que debemos de descontar en el caso del autónomo son aquellos relacionados con el mantenimiento del negocio; pueden ser costes como la gasolina del coche, el internet de la oficina y otros. Es necesario, eso sí, guardar las facturas que puedan justificar ante la hacienda todos los gastos que queramos deducir.

Estimar el tramo que nos corresponde

Realmente la forma más sencilla de poder estimar el tramo que nos corresponde es hacer un borrador de declaración en la plataforma Renta Web de la administración tributaria. Con nuestro certificado digital podremos identificarnos y acceder a las herramientas que se ofrecen para hacer declaraciones o borradores.

Si lo queremos hacer "manualmente" también se pueden hacer las estimaciones y los cálculos usando la ley, siendo esto muy complicado si no se tienen conocimientos en la materia, o utilizar plantillas que nos ayudan a calcular el impuesto. No obstante, las distintas plantillas que se pueden encontrar por internet en muchos casos no están actualizadas y pueden generar resulados equivocados.

Es probable que sea buena idea hacer una sociedad, por ejemplo una SL, si como autónomo estás en los tramos más altos del IRPF. El impuesto de sociedades tiene un porcentaje fijo, mientras que del IRPF puede ser más bajo pero también más alto que el que tienen las sociedades.

También te puede interesar este contenido:
Programa de facturación
Regístrate gratis, ya somos más de 11.000 pymes y autónomos ! Prueba nuestro programa de facturación, te sorprenderás de cuanto puede ayudarte con la gestión de tu negocio
Tu email:
Tu nombre:
Uso de cookiesAceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar el análisis de hábitos de navegación en nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra política de cookies.