Outsourcing, las claves para incorporar talento externo a tu empresa

La carga salarial es uno de los aspectos que más hemos de controlar si queremos mantener saneada la economía de una empresa.En este sentido, el Outsourcing es una solución para Pymes y autónomos ya que permite ahorrar una cantidad sustancial de dinero al empresario en relación a si tuviese que contratar a un trabajador para la realización de dichas tareas.

Tal vez por eso, y por la flexibilidad que ofrece la contratación puntual de servicios únicamente cuando estos se hacen necesarios, el Outsourcing es una práctica en alza dentro del mercado laboral.

Pasos fundamentales para una buena exteranalización

Ya sea mediante colaboradores freelance o subcontratando a otra empresa para que realice determinadas partes del proceso productivo, la empresa que contrata obtiene los resultados que desea sin tener que preocuparse de aspectos como las cargas sociales o la formación del trabajador.

Pero no podemos olvidar que, cuando asignamos a un tercero la realización de una tarea en nuestro nombre, es éste el que está en juego. A todos los efectos, el trabajador o la empresa subcontratada funciona como una parte más de nuestro engranaje.

Por ello, es importante tener en cuenta una serie de factores a la hora de externalizar servicios si no queremos que esta modalidad pueda terminar resultando contraproducente. Conozcamos las claves para hacer del Outsourcing una relación provechosa:

Definición de los objetivos

El primer paso antes de tomar la decisión de externalizar es analizar en profundidad qué tareas podemos realizar de forma interna y cuáles conviene encomendar a terceros, por cuestiones de eficiencia o ahorro. Una vez lo tengamos claro, hay que hacer llegar con claridad al proveedor qué expectativas tenemos respecto al servicio y cual es el nivel de calidad que se espera. En general, cuanto más específicos seamos en relación a los objetivos que éste ha de alcanzar, más probable es que el outsourcing pueda realizarse de manera satisfactoria.

Evaluar la calidad del servicio del proveedor

Elegir a la persona o empresa que va a realizar una tarea para nosotros no puede fiarse a las referencias de terceros. Teniendo en cuenta que, de facto, va a ser un elemento que represente a nuestra empresa, resulta mucho más razonable establecer un periodo de prueba en el que podamos evaluar la calidad del servicio en un entorno controlado.

Control de adherencia a los objetivos marcados

De nada sirve tercerizar tareas si no mantenemos sobre ellas el mismo control que sobre los procesos internos. Es importante que el elemento o la empresa subcontratada reciba el feedback necesario, y que a su vez, permanezcamos alerta a que está siendo fiel a los objetivos señalados al inicio de su contratación.

El Outsourcing es una fórmula que puede aportar muchas ventajas a los procesos de nuestra empresa y de la que se benefician ambas partes. Pymes y autónomos pueden optar por ejercer como usuarios de esta fórmula para crecer o bien como proveedores del servicio para entidades de mayor tamaño, en cuyo caso, serán ellos quienes deban facturarlos al contratista.

Si este es tu caso, el software de Factura2 puede ayudarte a hacer de este proceso una tarea más sencilla.

También te puede interesar este contenido:
Programa de facturación
Regístrate gratis, ya somos más de 11.000 pymes y autónomos ! Prueba nuestro programa de facturación, te sorprenderás de cuanto puede ayudarte con la gestión de tu negocio
Tu email:
Tu nombre:
Uso de cookiesAceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar el análisis de hábitos de navegación en nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra política de cookies.