Instrucciones para cumplimentar el modelo 303

El modelo 303 es un modelo de autoliquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) que se fija sobre el consumo y que grava los bienes, así como las prestaciones de los servicios que llevan a cabo empresarios y profesionales, además de las adquisiciones intracomunitarias y las importaciones de bienes.

¿Cómo presentar el modelo 303?

Las personas que tienen que cumplimentar el formulario 303 son los profesionales y los empresarios que lleven a cabo una actividad económica.

Este formulario lo deben presentar ante la Agencia Tributaria.

Hay por supuesto algunos aspectos importantes respecto a las personas, físicas y jurídicas que son un requisito obligatorio al momento de rellenar este formulario.

Para empezar, están obligados los sujetos pasivos que lleven a cabo actividades en las cuales se aplique el Régimen General del impuesto con excepción del Régimen especial de ganadería, pesca y agricultura, así como el del Régimen de recargo de equivalencia y el del Régimen simplificado.

Igualmente están obligados todas aquellas personas pasivas que están inscritas en el Registro de devolución mensual.

Asimismo, también están obligadas las personas pasivas que ostente la consideración de Empresas Grandes como consecuencia de haber superado la cifra de 6.010.121,04 euros en su volumen de operaciones del año natural inmediato anterior.

Ahora bien, el primer apartado del modelo 303 es un espacio en donde se debe introducir el NIF, así como el nombre y los apellidos de la persona, junto con la razón social, el trimestre del año para el cual se presenta el formulario, así como la feche del ejercicio de devengo, es decir, el año que corresponde al trimestre para el cual se esta elaborando la autoliquidación.

En este mismo apartado se debe constar las bases imponibles gravadas, además del recargo de equivalencia, junto con las adquisiciones intracomunitarias.

En el apartado de IVA deducible se debe introducir los datos relacionados a las cuotas soportadas en operaciones interiores corrientes, así como las cuotas devengadas en las importaciones de bienes de inversión o también las adquisiciones intracomunitarias de bienes corrientes.

También se debe introducir la base imponible y la cuota aplicable.

¿Cuándo se tiene que presentar el 303? 

En este punto es importante destacar que el modelo 303 se tiene que cumplimentar mensual o trimestralmente en base al importe que se facture. Esto es:

    El primer trimestre del 1 al 20 de abril

    El segundo trimestre del 1 al 20 de junio

    El tercer trimestre del 1 al 20 de octubre

    El cuarto trimestre del 1 al 30 de enero.

Aquí es importante aclarar que cuando suceda que los días de final del plazo sean fines de semana como sábado y domingo, incluso días festivos, el plazo se tomará hasta el próximo día hábil. 

¿Qué consecuencias existen si no se presenta?

Si no se presenta el modelo 303 dentro de los plazos estipulados, lo que sucede es que simplemente se tiene que pagar más impuestos de los que inicialmente se debían cubrir.

El valor adicional estará en función del tiempo que haya pasado desde que concluyo el plazo legal.

El punto clave aquí es que los recargos son menores cuando por cuenta propia la persona o la empresa liquidan el impuesto fuera de plazo sin que exista requerimiento por parte de hacienda.

Si por el contrario, es hacienda quien reclama el pago del impuesto, las sanciones pueden ser más graves. 

También te puede interesar este contenido:
Programa de facturación
Regístrate gratis, ya somos más de 11.000 pymes y autónomos ! Prueba nuestro programa de facturación, te sorprenderás de cuanto puede ayudarte con la gestión de tu negocio
Tu email:
Tu nombre:
Uso de cookiesAceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar el análisis de hábitos de navegación en nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra política de cookies.