Diferencia entre bruto y neto

Es muy importante que conozcamos la diferencia entre importe bruto e importe neto a la hora de realizar nuestra actividad y emitir nuestras facturas. Para los que gestionamos una empresa o hacemos alguna actividad en el mercado, el importe bruto es lo que vale nuestro producto o nuestros servicios, mientras que el neto es lo que le cuesta al cliente.

Importe Bruto

El importe bruto es la magnitud dineraria, o dicho simplemente el valor, que tiene una determinada operación que hacemos en nuestra empresa. Cuando hacemos una factura, normalmente lo que importa al cliente suele ser el importe neto, porque eso es lo que él paga, pero a nosotros nos es vital conocer el importe bruto.

¿Por qué es importante conocer el importe bruto?

Como resulta evidente, cuando manejamos nuestros libros de contabilidad o gestionamos el inventario, el valor que le pondremos a nuestros productos serán en importe bruto, sin ningún tipo de impuesto o rebajas.

Para el empresario, o PYME, el importe bruto es el verdadero dinero que se gana al vender un producto o cobrar un servicio. Si bien nosotros pagamos el IVA, que aparece como veremos en el importe neto, es el cliente el que soporta su coste; nosotros solo somos intermediarios que transmiten ese dinero del cliente a la administración.

Importe Neto

El importe neto, por su parte, es un valor que resulta de aplicarle algún descuento o carga al bruto. El caso más conocido y que vemos en las facturas normalmente es cuando le aplicamos a un producto el IVA.

En todo caso, ese valor neto, o valor final, dependerá del tipo de gravamen que apliquemos a la operación. Dicho de otra forma, hay que prestar atención a si vendemos productos u ofrecemos servicios con IVA del 4, 10 o 21%.

¿Como se calcula el importe neto?

Para optener el valor neto, en el caso de nuestras facturas, tomamos el valor bruto y le aplicamos el porcentaje que le corresponda según la operación que sea. Si el importe bruto es de 100 y el IVA a aplicar es del 10% entonces nuestro importe neto sería 110 euros... ¡Así de fácil!

Respecto de las rebajas o descuentos, también se las aplicamos al importe bruto; tienes que tener en cuenta que estas rebajas se calculan antes del IVA. Siguiendo nuestro ejemplo con valor de 100 euros brutos, si el descuento es del 20% quedaría así: 100 euros menos 20 del descuento nos da 80 y luego ponemos los 10% de IVA y nos da un importe neto de 88 euros.

También te puede interesar este contenido:
Programa de facturación
Regístrate gratis, ya somos más de 11.000 pymes y autónomos ! Prueba nuestro programa de facturación, te sorprenderás de cuanto puede ayudarte con la gestión de tu negocio
Tu email:
Tu nombre:
Uso de cookiesAceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar el análisis de hábitos de navegación en nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra política de cookies.