Qué es el certificado de profesionalidad

Actualmente, y sobre todo a partir de la reciente crisis económica que ha sufrido España, la cualificación profesional se está convirtiendo en algo fundamental a la hora de poder buscar empleo e incluso emprender individualmente.

Más allá de los títulos universitarios, formación profesional, títulos propios, diplomados y otro tipo de formas de validar una aptitud académica, debemos de hablar del certificado de profesionalidad; como veremos, puede ser de mucha ayuda para muchas personas.

En qué consiste y para qué se usa el certificado de profesionalidad

El certificado de profesionalidad es un documento gestionado y emitido por el Servicio Público de Empleo (SEPE), con la intención de confirmar que una determinada persona tiene los niveles de conocimientos y aptitudes necesarias para desempeñar una tarea en concreto en el mercado laboral.

Cierto es que este certificado no es obligatorio, es decir que no estamos frente a una licencia para ejercer una profesión en concreto, pero sí puede ser muy útil para ser incluido en nuestro currículum profesional. Es una manera de certificar, sin lugar a duda, que tenemos una capacidad en concreto para hacer un trabajo específico.

Características del certificado de profesionalidad

Así como en materia laboral hablamos de la existencia de distintas categorías profesionales (a la hora de establecer la organización de la plantilla de la empresa), cuando nos referimos al certificado de profesionalidad del SEPE también vemos que existen distintas categorías o familias diferenciadas.

Estas "familias profesionales" se encuentran en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, según las distintas normas que regulan esta materia. Hay todo tipo de actividades, las cuales contienen profesiones concretas que pueden ser certificadas, como agricultura, gestión de empresas, artes, sanidad, seguridad, informática, carpintería y una larga lista de otras áreas empresariales.

Utilidad del certificado de profesionalidad

El certificado de profesionalidad, según se indica en la propia web del SEPE, tiene una utilidad bastante amplia. Por una parte, debemos de destacar que puede ser importante a la hora de obtener algún tipo de cargo o puesto de trabajo en el sector público; la administración pública reconoce estos certificados y valora positivamente a los candidatos que los tienen.

Por otra parte, en el sector privado también puede ser útil tener una certificación como esta que se ofrece desde el SEPE. En muchos casos las empresas no tienen como saber, de forma certera, si los aspirantes a un puesto de trabajo realmente tienen las capacidades que dicen tener; el certificado de profesionalidad es una forma de dejar claro que, en efecto, se tienen unas aptitudes concretas.

Cómo obtener el certificado de profesionalidad

Ya hemos explicado en qué consiste el certificado de profesionalidad, que tipo de sectores cubre y la importancia que puede llegar a tener a la hora de buscar empleo tanto en el sector público como privado. Incluso podemos decir que puede ser valioso asimismo para un trabajador o empresario autónomo.

No obstante, lo que interesa ahora es conocer cómo podemos obtener el certificado de profesionalidad para una profesión en concreto que queramos demostrar que sabemos hacer. A continuación, veremos cúal es el proceso que debemos de seguir para poder obtener nuestro certificado sin mayores problemas o contratiempos.

Superación de módulos académicos

Existen dos maneras o métodos para poder conseguir un certificado de profesionalidad en lo que sepamos hacer. El más común, y el primero que analizaremos, será la superación de módulos académicos. Estamos, en este caso, frente a una serie de exámenes y clases destinadas a adquirir o reforzar conocimientos en la materia elegida.

Esta forma de obtener el certificado de profesionalidad tiene una gran ventaja, y es que podemos reforzar mucho nuestros conocimientos pues tenemos la oportunidad de aprender en un aula de clase. El problema evidente es, no obstante, que muchas personas no tienen el tiempo suficiente para poder hacerlo; en estos casos podemos recurrir a la segunda vía, que veremos a continuación.

Acreditación de los conocimientos

Si no podemos asistir, por cualquier razón que sea, a clases y acreditar así nuestros conocimientos, pero aún así queremos mejorar nuestra formación (por ejemplo para salir del desempleo), podemos acreditar conocimientos que ya tengamos demostrando nuestra experiencia y aptitudes, incluso si se han conocido con la experiencia y no mediante educación formal.

Si estamos en estos casos, debemos de consultar para nuestra profesión en concreto cuales son los requisitos o condiciones para acceder a esta vía de certificación de nuestra profesionalidad; puede variar de un caso a otro la forma en la que se certifican los conocimientos.

También te puede interesar este contenido:
Programa de facturación
Regístrate gratis, ya somos más de 11.000 pymes y autónomos ! Prueba nuestro programa de facturación, te sorprenderás de cuanto puede ayudarte con la gestión de tu negocio
Tu email:
Tu nombre:
Uso de cookiesAceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar el análisis de hábitos de navegación en nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra política de cookies.