Como calcular un precio sin IVA

Calculadora de IVA

Instrucciones para calcular el IVA:
  • Introduce la Base o el Total
  • Selecciona el % de IVA, (el % Retención es opcional)
  • Cuando cambies la Base, el IVA o el % de IVA, el resto de las cifras se actualizarán
¿Necesitas crear una factura en segundos?
Prueba nuestro generador de facturas online

Como todos sabemos, el Impuesto al Valor Añadido (IVA) es uno de los más importantes en cualquier sector empresarial. Es un impuesto que aparece en casi todas las ventas de productos o servicios que vemos a diario y, por su peso económico, repercute mucho en nuestros negocios.

El IVA, que si bien es una carga económica para el cliente (consumidor final), también es una carga para nosotros, los autónomos y PYMES, pues tenemos la obligación de hacer las declaraciones y los ingresos.

Si quieres saber como calcular el IVA puedes hacerlo siguiendo las instrucciones de nuestra calculadora de IVA e IRPF en la parte superior de este artículo

Tipos de IVA existentes

Actualmente en nuestro país existe un tipo de IVA por defecto, llamado el tipo general, que como sabemos es del 21% sobre el valor de los bienes o servicios que nuestra empresa dé a los clientes.

No obstante, también es cierto que existen dos tipos más bajos; 10% y 4%, llamados tipo reducido y super-reducido respectivamente. Estos tipos del IVA son más bajos para determinados productos o servicios que se consideran importantes para la vida o, simplemente, son tipos bajos que buscan alterar conductas económicas en la sociedad.

¿Cuándo se paga el 4% o 10% de IVA?

Si bien aquí no podemos hablar de todas los cosas que están en cada tipo, podemos mencionar algunas relevantes. El 10% se aplica, por ejemplo, a muchos productos de alimentación, agua potable, transportes y equipos médicos. El tipo super-reducido lo vemos en el pan, las viviendas de protección oficial y las prótesis.

Ahora, como es evidente, todos los productos o servicios que exprésamente no se encuentren catalogados como reducidos o super-reducidos pagarán al tipo general del 21%. Rercordemos, eso sí, que los porcentajes concretos de los tipos, y las actividades que tienen o no un IVA menor pueden variar en el tiempo.

En todo caso, si quieres conocer el listado completo de bienes y servicios con sus correspondientes tipos de IVA, puedes hacerlo en la página web de la Agencia Tributaria o con un asesor fiscal.

¿Cómo se calcula la base imponible?

El IVA es un impuesto que en ciertos casos puede resultar soprendentemente difícil de gestionar, incluso en algunos casos pueden surgirle dudas hasta a un asesor cualificado. No obstante, el cálculo de la base imponible sí es en la mayoría de casos muy sencillo.

Como regla general, la base imponible, es decir el valor sobre el cual se calculará el IVA para luego obtener el precio total a cobrar, será la del valor del producto. Si bien nuestro cliente en muchos casos no lo nota, siempre pagará más de lo que realmente cuesta lo que le vendemos (al menos de que el IVA este exento totalmente).

Por tanto el precio real originario del producto o servicio, aplicándole los descuentos si corresponden (por ejemplo si vedemos algo con una oferta), será la base imponible del impuesto.

También hay que considerar que, en algunos casos, forma parte de la base imponible servicios accesorios a la operación que hacemos, así como subvenciones y otros impuestos indirectos que puedan estár de por medio.

Además de la calculadora de IVA que te ofrecemos al inicio de este artículo, hay otras opciones para calcular el importe del iva y sus variantes, puedes usar Factura2 para gestionar tu facturación, también múltiples tipos de plantillas, pero antes te recomendamos que leas nuestro artículo sobre el uso de plantillas Excel para hacer facturas.

¿Cómo calcular un precio sin IVA?

Si conocemos el precio que el cliente ha pagado o que nosotros mismos hemos pagado, y queremos saber cuanto sería el precio de eso sin IVA el proceso es a la inversa. Lo único importante es conocer el tipo de gravamen que se aplicó, dicho de otra forma, si pago el 21%, 10% o 4% de IVA.

Una vez que sabemos ese dato, descontamos ese porcentaje y obtendremos la base imponible del bien o servicio, es decir, sabremos el precio sin IVA de lo que estemos calculando.

Solo como ejemplo, supongamos: si pagamos 121 euros por un producto y sabemos que se le aplica un 21% de IVA, pues entonces la base imponible en ese caso era de 100 euros.

Debes tener en cuenta que en ocasiones no sólo deberas computar el IVA, sino también el IRPF, para ayudarte con esto, te dejamos una guía sobre cómo funciona el IRPF en los autónomos

Programa de facturación
Regístrate gratis, ya somos más de 11.000 pymes y autónomos ! Prueba nuestro programa de facturación, te sorprenderás de cuanto puede ayudarte con la gestión de tu negocio
Tu email:
Tu nombre:
Uso de cookiesAceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar el análisis de hábitos de navegación en nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra política de cookies.