Cómo conseguir más clientes para aumentar mi facturación

Aumentar la facturación es, sin lugar a duda, una de las mayores preocupaciones de cualquier persona que está realizando una actividad por cuenta propia, ya sea como autónomo o mediante el uso de una sociedad mercantil.

Esto es evidente, dado a que toda empresa busca maximizar sus beneficios; esto pasa normalmente por aumentar la facturación lo más posible, sobre todo en el caso de pequeñas y medianas empresas.

5 métodos para conseguir más clientes

Existen muchas formas o métodos que nos pueden ayudar a conseguir más clientes, y así incrementar nuestro índice de ventas. En este caso hablaremos de 5 cosas muy concretas que se pueden hacer en cualquier PYME para poder alcanzar a una mayor cantidad de personas dentro del mercado.

Hay que tener en cuenta, por otra parte, que si bien hay negocios con gran facturación por su propia naturaleza, todos estos consejos que daremos deberán de ser adaptados a la realidad de cada negocio. Dependiendo del tipo de mercado en el que estemos, los potenciales clientes se pueden comportar de una u otra forma.

1. Mejorar nuestras técnicas de marketing

El marketing es quizás una de las primeras cosas que se nos viene a la mente cuando pensamos en conseguir más clientes. Esto es así debido a que es precisamente esta área de la estrategia empresarial la que nos encamina a ensanchar nuestra cuota de mercado frente a la competencia.

En el caso de las empresas medianas, siempre podemos considerar emprender campañas de marketing más o menos ambiciosas, asumiendo por supuesto los costes que esto implica. En el caso de los pequeños negocios, y sobre todo aquellas personas que facturan como autónomos, debemos de hacer cosas más baratas (como recurrir al internet).

2. Hacer buenos estudios de mercado

Hay una innumerable cantidad de estudios que se pueden hacer, tanto para estudiar la situación de nuestra empresa (como el análisis DAFO), como estudios que están destinados a entender cómo se comportan los potenciales clientes; conocer los intereses de las personas, los precios que están dispuestos a pagar y sus hábitos de consumo, es necesario para poder enfocar mejor nuestras políticas empresariales.

Cierto es que todo esto es algo que solo pueden asumir, normalmente, las grandes o medianas empresas, pues los estudios de mercado suelen ser costosos. No obstante, existen opciones más económicas para empresas de menor tamaño, al margen de que también se puede intentar medir los intereses de los consumidores, por ejemplo, a través de las redes sociales.

3. Optimizar la gestión de nuestra empresa

Mejorar la gestión interna de nuestra empresa, emprendiendo, por ejemplo, modernización de nuestros métodos de trabajo, es algo que a primera vista puede parecer que no tiene nada que ver con captar clientes y facturar más. Muy por el contrario, mejorar la gestión sí puede tener un impacto real y concreto sobre la cantidad de clientes que recibimos.

Básicamente, teniendo una administración interna más efectiva y eficiente, podemos hacer mejor todas las demás cosas que pretendemos para captar clientes. Agilizar los procesos nos da más tiempo y nos ahorra recursos económicos que, a su vez, podemos invertir en intentar tener más mercado y por ende aumentar nuestros niveles de facturación.

4. Aprovechar al máximo las redes sociales

El internet y las redes sociales es algo que, hasta hace unos pocos años, parecía solo ser usado por la gente joven o muy entendida en ordenadores. Hoy en día esto ya no es así, pues tenemos personas de todas las edades usando internet (mayoritariamente a través de móviles inteligentes). Es por eso que las redes sociales pueden ser un aliado fundamental en la búsqueda de nuevos clientes.

Tanto es así, que muchas empresas consiguen la mayor parte de su facturación gracias a clientes que consiguen en las redes sociales, donde difunden sus productos y sus campañas publicitarias. Incluso, como sabemos, hay negocios que operan únicamente por medio de internet; las redes sociales las usan tanto para conseguir clientes, como para interactuar con personas que ya lo son (servicio al cliente).

5. Hacer campañas por temporadas

Muchas intentan aprovechar el verano para aumentar ventas, y de hecho muchas de ellas lo logran. Es normal intentar hacer campañas en determinadas temporadas, ofreciendo nuevos productos e incluso descuentos, pues las personas suelen estar más dispuestas a consumir en momentos concretos. Un ejemplo paradigmático es el caso de la navidad, donde las ventas de la mayoría de empresas se dispara.

No podemos quedarnos atrás en esa carrera de campañas de marketing en todas esas temporadas importantes del año. Más que ser momentos para aumentar la facturación de clientes que ya nos conocen, es un momento perfecto para darnos a conocer a una mayor cantidad de personas. Para tener mayor visibilidad durante estas temporadas, y así conseguir clientes nuevos, debemos de hacer campañas más agresivas en estas fechas.

También te puede interesar este contenido:
Programa de facturación
Regístrate gratis, ya somos más de 11.000 pymes y autónomos ! Prueba nuestro programa de facturación, te sorprenderás de cuanto puede ayudarte con la gestión de tu negocio
Tu email:
Tu nombre:
Uso de cookiesAceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar el análisis de hábitos de navegación en nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración en nuestra política de cookies.